alt img1
Todo | A | B | C-Ç | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N-Ñ | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z | ...

Sistema epónimo

    La etnometodología de Garfinkel


    «Os diré cuál fue el origen del término 'etnometodología'. Allá por 1954, Saul Mendlovitz, que ahora está en la Facultad de Derecho de Rutgers, estaba en la Facultad de Derecho de Chicago trabajando en el proyecto de investigación sobre los jurados de Fred Strodtbeck. Yo había dejado Ohio State en mi paso a UCLA, y por un fallo de planificación me encontraba sin nada que hacer, más o menos de marzo a agosto. Strodtbeck dijo: 'Pobre muchacho, vente a Chicago y trabaja con Mendlovitz'. Strodtbeck había 'espiado' la sala de deliberaciones del jurado en Wichita. Me pidió ir a Wichita y escuchar las cintas grabadas a los miembros del jurado. Después de escuchar las cintas, tenía que hablar con los miembros del jurado. Tenía que ver qué decían ellos, una vez que yo sabía ya de qué habían hablado. En base a este trabajo, Mendlovitz y yo pasamos el resto del verano y alrededor de dos semanas en el otoño, y algún tiempo en el otoño del año siguiente, poniendo en común nuestras ideas sobre cómo sabían los miembros del jurado qué era lo que estaban haciendo al realizar el trabajo de jurados. La idea era que si usábamos los procedimientos de Bales podíamos encontrar mucho que decir a partir de estas conversaciones grabadas. Gracias a las transcripciones pudimos aprender mucho sobre cómo en sus conversaciones se cumplían determinadas características de los grupos pequeños. La pregunta que nosotros nos hacíamos era: '¿Qué es lo que les hace que sean jurados?'.
    A partir de este material, Saúl y yo comenzamos a dar forma a nuestras impresiones. Yo empecé a preparar dos trabajos para presentarlos uno en las sesiones del Pacífico y el otro en las Nacionales. Escribiendo esos trabajos se me ocurrió la idea de analizar las deliberaciones de los miembros del jurado. Me interesaban aspectos tales como el uso que los jurados hacían de algún tipo de conocimiento sobre cómo funcionaban los asuntos organizados de la sociedad, conocimiento que manejaban con facilidad, que requerían unos de otros. Cuando lo requerían unos de otros, no parecían requerir este conocimiento al estilo de un control. En sus asuntos de jurados no actuaban como si fuesen científicos en el sentido identificable de científicos. Sin embargo, se interesaban por cosas tales como informes adecuados, descripción adecuada y prueba adecuada. No deseaban quedarse a nivel de 'sentido común' cuando usaban nociones de 'sentido común'. Deseaban ser legales. Hablaban de ser legales. Al mismo tiempo deseaban ser justos. Si se les presionaba para que te dijesen qué entendían por ser legales, inmediatamente adoptaban una actitud respetuosa y decían 'Bueno, yo no soy un abogado. Realmente no puede esperarse de mí que sepa qué es lo legal y que se lo diga a usted. Al fin y al cabo usted es un abogado'. Te encuentras así con algo interesante, la aceptación, valga la expresión, de elementos magníficamente metodológicos, si me permitís hablar de este modo, tales como 'hecho' y 'suposición' y 'opinión' y 'mi opinión' y 'tu opinión' y 'lo que tenemos derecho a decir' y 'lo que la prueba demuestra' y 'lo que puede demostrarse' y 'lo que él realmente dijo' en comparación con 'lo que tú sólo piensas que dijo' o 'lo que él parece que dijo'. Te encuentras con estas ideas de prueba y demostración y de asuntos relacionados, de verdadero y de falso, de público y privado, de procedimiento metódico, etcétera. Al mismo tiempo todos los interesados dominaban todo esto como parte del mismo marco situacional en que lo usaban los miembros del jurado para realizar el trabajo de las deliberaciones. Para ellos este trabajo era algo tremendamente serio. No estaban dispuestos a tratar estas deliberaciones como si alguien les hubiera puesto una tarea incierta. Por ejemplo, en los casos de negligencia estaban tratando asuntos hasta de 100.000 dólares y eran conscientes continuamente de la importancia de esto.
    Cuando estaba escribiendo estos materiales inventé la noción subyacente al término 'etnometodología'. ¿Queréis saber de dónde saqué realmente el término? Estaba trabajando con los ficheros de Yale sobre áreas culturales comparadas. Me encontraba mirando hacia abajo la lista sin intención de encontrar tal término. Estaba mirando a través de sus líneas de clasificación y llegué a una sección: etnobotánica, etnofisiología, etnofísica. Aquí me vienen a la mente miembros del jurado que están haciendo metodología, pero están haciendo su metodología al estilo 'ahora lo ves, ahora no lo ves'. Es una metodología que ninguno de mis colegas hubiera respetado si intentaba proveer de personal al Departamento de Sociología. No es probable que fueran a buscar a los miembros del jurado. Sin embargo, el interés de los miembros del jurado por tales cuestiones parecía ser innegable.
    Entonces, ¿cómo poner una etiqueta a ese material, por el momento, para que me ayudase a recordar su tema fundamental? ¿Cómo conseguir algo que me lo recordase? De este modo empecé a usar 'etnometodología'. 'Etno' parecía referirse de una u otra forma a los conocimientos de sentido común de los que un miembro dispone en su sociedad como conocimiento de sentido común 'sobre lo que sea'. Si fuese 'etnobotánica' tendría que ver de una u otra forma con su conocimiento y dominio de los métodos que para los miembros de esa su sociedad eran adecuados para tratar cuestiones botánicas. Alguien que viniese de otra sociedad, en este caso un antropólogo, reconocería esas cuestiones como cuestiones botánicas. El miembro de aquella sociedad usaría la etnobotánica como base adecuada de inferencias y acción en su conducta en compañía de otros como él. Esto era claro, y la noción de 'etnometodología' o el término 'etnometodología' se adoptó con este sentido.»
    Studies in Ethnomethodology (1967)




    Harold Garfinkel
    (1917 ~ 2011)

Leyenda:
Selección del Theory Group
Aportaciones Generales

La palabra "epónimo", de la lengua helena clásica, identifica una idea, teoría o entidad física, con el nombre de su autor o descubridor. Aquí presentamos una relación amplia, aunque inevitablemente limitada, de ideas y teorís con el nombre de uss autores auténticos o de un discípulo o seguidor que lo acuña con su nombre. Práctica habitual en las ciencias de la naturaleza, en las ciencias sociales y el pensamiento, e incluso en la literatura no se prodiga. Pero hay ilustres ejemplos como el "teorema de Thomas" acuñado por Merton. Existe, a modo de detalle curioso, una "ley de los epónimos", idea de Stigler (ley de Stigler) que sentencia que "ningún descubrimiento científico recibe el nombre de quien lo descubrió en primer lugar". Pasen y vean.

Navegue por nuestro sistema epónimo y descubra vínculos con sus autores y autoras, sus vidas, su contexto, y con el momento histórico que vivieron. Seleccione un concepto y disfrute de la experiencia.
Nuestro sitio web está en constante cambio y actualización. Si tiene alguna sugerencia o aporte, no dude en hacérnosla llegar

Webmaster: Pablo de Gracia Soriano